Reflexión No. 8 (1/6/2016)


Tenemos cooperativas en el mercado que en estos momentos, sus socios fundadores eran insolventes frente a los Salineros de Montecristi, pero ¿Qué paso? Dicen los sabios que estudian el comportamiento social de los pueblos: "Que uno es el producto final de la sociedad en que vive y te rodeas, salvo ligeras excepciones". Dijimos anteriormente que la idea de la formación de una Cooperativa fue excelente, el gran problema radicó, que esa Cooperativa le faltó formación. Las asambleas son la vida de estas organizaciones, si no se hacen asambleas no funcionan, y quienes la dirigieron eran desobedientes de las líneas generales de los asesores del IDECOOP; se impulsó la arrogancia por encima de la humildad, las asesorías técnicas nunca fueron tomadas en cuentas por el Consejo de la Cooperativa de Salineros del Noroeste Inc., siempre se ponía el escudo de que el dinero era de los Salineros y no del IDECOOP, ¡Tremendo error! Pero se olvidaron que las normas procedimentales, leyes y reglamentos, la traza esa institución del Gobierno Central, y cuando hay una norma procedimental mal aplicada, hay que corregirla, y eso fue lo que nunca se hizo, el Yo Señores... y el Yo y Yo, se impuso por encima de la palabra NOSOTROS, por eso como sociedad salinera pagamos este precio. Montecristi no exhibe una aptitud de pujanza personal, nosotros los Montecristeños somos conformistas y unipersonales por naturaleza, si no Soy Nadie, que se hunda el barco y, ¿Acaso los salineros son de la Romana, de Puerto Plata o de Santiago? ¡No señores son de Montecristi! Cubierto y arropado con una coraza única en el mundo, esas características negativas que les menciono, truncaron una Cooperativa que si la hubiesen manejado bien, hoy tendríamos en caja RD$ 100,000,000.00 de pesos ¿No lo creen? ¡Investiguen!
Es así, ¿Cuánto tiene en caja la Cooperativa Sabaneta-novillo? ¿La cooperativa Medicoop de los Medico? Que se formó ayer prácticamente, tienen en caja más de RD.$3,000,000.00 millones pesos.

La miseria intelectual nos arropa, y los hijos de excepción, cuando plantean propuestas futuristas, los que están como reductos sociales, se combinan para arruinarlas, porque esa es nuestra naturaleza, y desarticulan a ese hermano, a ese hijo lleno de ilusiones para su pueblo, y todos le caen como los pavos en pleitos, hasta verlo caer en el abismo. Pregunto: ¿Porque No hemos construido una Refinería? Con este tema seguimos. (Espere la cuarta entrega).